Hiru considera oportunas las medidas acordadas con el Ministerio y exige al Gobierno Vasco y al Gobierno de Navarra que adopten medidas del mismo tipo

Desconvocatoria del paro de transporte

 

La situación del transporte de mercancías por carretera ya era precaria antes de la llegada del Covid y es evidente que los cuatro últimos meses no han mejorado esta situación: las condiciones laborales de los transportistas se han complicado mucho. 

Algunas asociaciones de transporte del estado habían convocado un paro para la próxima semana, pero ahora, al llegar a un acuerdo con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, el paro ha sido desconvocado.

Desde Hiru consideramos muy oportunas las medidas que se han acordado, ya que coinciden, en su mayor parte, con el diagnóstico que hemos hecho en el sindicato sobre las necesidades que en este momento el sector tiene. La tramitación de una ley de morosidad a aquellos que no paguen las operaciones de transporte a menos de 60 días, el mantenimiento de las ayudas al abandono del sector o los compromisos en cuanto al no establecimiento de peajes para vehículos pesados son cuestiones de máxima importancia que entendemos que no se quedarán en el papel, que no serán palabrería y que se adoptarán cuanto antes, para así intentar salvar un sector estratégico que está viviendo tiempos realmente difíciles.

En este mismo sentido, desde Hiru queremos exigir tanto al Gobierno de Nafarroa como al futuro Gobierno Vasco, un compromiso de actuación en la misma línea, adoptando medidas que contribuyan a garantizar el futuro de los transportistas de Euskal Herria, tal y como venimos demandando en los últimos meses, entre otros: 

1. Fomentar el uso del transporte local. Es imprescindible que las empresas locales utilicen el transporte local y que esta actitud se mantenga también desde las administraciones. Los transportistas vascos pagamos aquí nuestros impuestos, salud, educación y otros servicios públicos de primer nivel. Potenciar el trabajo de transportistas autónomos que han demostrado durante años su profesionalidad y cercanía. Favorecer la contratación directa, al margen de cooperativas falsas, grandes empresas logísticas y intermediarios.

2. Garantizar el pago de los trabajos realizados hasta la fecha. En los últimos meses hemos trabajado como transportistas autónomos vascos dando servicio a la sociedad. Todos estos trabajos realizados, y las administraciones deben garantizar que vamos a recibir el pago de lo que vamos a hacer en los próximos meses, de lo contrario, el sector que está tocado desde hace tiempo se verá totalmente afectado y no habrá vuelta atrás.

3. La inspección de trabajo debe ir detrás de cooperativas falsas y empresas de buzones. Por fraude a la Hacienda y a la Seguridad Social y por fomento de la competencia desleal.