Lan duina. Pentsio duina. Bizitza duina. Garraio duina.

U30, huelga general. Hiru tomó la palabra al final de la movilización de Donostia y éstas fueron nuestras reivindicaciones:

 

Lan duina. Pentsio duina. Bizitza duina. Garraio duina.

 

Eso es lo que los transportistas vascos hemos reivindicado hoy en la calle. Transporte digno.

Y para eso es indispensable que tanto el gobierno de Lakua como el de Iruña adopten medidas para regular el sector con la vista puesta en garantizar el futuro del transportista autónomo, con el objetivo de diseñar un modelo de transporte de mercancías por carretera al servicio de nuestra red industrial, de nuestra realidad económica y de las necesidades de nuestra sociedad.

Los transportistas tenemos accidentes laborales, accidentes laborales que suceden en la carretera. No pueden ocultarse detrás de los números de accidentes en carretera. Detrás de todos los accidentes laborales siempre encontramos lo mismo: la precariedad. Como en otros muchos sectores, las condiciones laborales son cada vez más precarias en el transporte. Condiciones laborales dignas, eso es lo que pedimos. La posibilidad de realizar el trabajo de forma segura, sin prisas, sin excesos de días de trabajo interminables, condiciones de trabajo que permitan un servicio público real. Garantizar la seguridad en nuestro trabajo es fundamental, queremos llegar a casa con vida.

Es necesario que tal y como sucede en otras profesiones cuya naturaleza es especialmente penosa y peligrosa y entendiendo las exigencias físicas que la profesión requiere, en el transporte también se reduzca la edad de jubilación a los 60 años.

Nos sobran razones para huelga, pero que la lucha por los derechos sociales no termine hoy.

 

Lan duina. Pentsio duinak. Bizitza duina. Garraio duina.