PNV y PSE no tienen voluntad de ayudar al sector del transporte

El pleno de las Juntas Generales de Gipuzkoa del pasado 8 de septiembre puso de manifiesto la falta de voluntad de PNV y PSE para hacer frente a los problemas y retos que afronta el sector del transporte. Rechazaron la propuesta de EH Bildu que instaba a reconocer que el transporte es un sector estratégico y a adoptar medidas de apoyo al sector. Elkarrekin Podemos presentó una enmienda instando a que la Diputación impulse todas las posibilidades existentes para mejorar las condiciones del sector y asegurar su viabilidad, peajes, fiscalidad, inspección… y que apruebe una norma para asegurar que no habrá nadie trabajando por debajo de un coste mínimo, «con el objetivo de terminar con la explotación laboral y la competencia desleal, que causan un grave perjuicio al sector del transporte». Esta enmienda también fue rechazada por los dos partidos que gobiernan en la Diputación de Gipuzkoa, PNV y PSE. La propuesta de resolución ha sido la primera iniciativa llevada a cabo después las reuniones mantenidas en marzo por representantes del sindicato Hiru con todos los partidos políticos con representación en las Juntas Generales de Gipuzkoa, aunque de momento no ha fructificado, ya que no contó con la aprobación de la mayoría.

En el pleno del 8 de septiembre se debatió la propuesta de resolución de EH Bildu en las Juntas Generales de Gipuzkoa. Propuso una serie de medidas para «ayudar eficazmente» al sector, un descuento del 13% en el peaje que se ha impuesto a los camiones, para los que hacen más de 15 desplazamientos; presupuestos para ayudar a la renovación de la flota; que aparezca en las facturas de transporte el importe que se paga por el peaje y que la Diputación diga a los empresarios, tanto en público como en privado, que tienen que pagar ellos; que reconozcan la importancia del sector del transporte en la sociedad vasca y que amplíen las inspecciones para evitar las precarias condiciones laborales.

El juntero de EH Bildu Oskar Bordes reivindicó la necesidad de apoyar al sector y criticó la actitud de la Administración, ya que «el transporte de mercancías en Gipuzkoa es un sector económico de gran importancia estratégica para la industria, el comercio y nuestra economía en general. Sin embargo, muchas veces tanto la mejora de la economía guipuzcoana como sus aportaciones al equilibrio no se aprecian adecuadamente. A pesar de ser conscientes de la pésima situación que vive el sector del transporte, con frecuencia, las administraciones miran para otro lado» Los junteros de EH Bildu consideran una irresponsabilidad que las instituciones guipuzcoanas no tomen medidas concretas. “No basta con decir que los peajes los tienen que pagar quienes contratan la carga. Hay que tomar las medidas necesarias para que, por un lado, quienes contraten esta carga apuesten por el sector del transporte guipuzcoano, y por otro, además de impulsar la economía de proximidad, sepan también que están apostando por el trabajo de calidad. Porque si se hace en condiciones dignas, influiría directamente en la creación de la riqueza de Gipuzkoa «. Bildu ve necesario que la Administración reconozca el carácter estratégico del transporte y de quienes lo están haciendo de forma eficaz y responsable y que apoye a esos transportistas que trabajan en un sector muy competitivo, en muchos casos condiciones semiesclavistas».

En el primer plano, Aintzane Oiarbide, delante de los junteros de EH Bildu en el pleno del pasado miércoles.