Hiru ha trasladado su opinión sobre el peaje de la N1 y A15 a los partidos políticos

El sindicato de transportistas autónomos Hiru ha reiterado a los partidos políticos con representación en las Juntas Generales de Gipuzkoa la petición de suspensión cautelar del peaje para camiones puesto en marcha por la Diputación de Gipuzkoa hace tres años en la N-1 y A15, así como la devolución automática y de oficio de las cantidades cobradas irregularmente a los transportistas desde enero de 2018 a mayo de 2019, mientras estaba en vigor la norma foral que implantó el sistema de peaje y que ha sido anulada a principios de mes por sentencia del Tribunal Supremo por considerarlos “discriminatorios”. 

Los representantes del sindicato que el miércoles y jueves se han reunido con los junteros de PNV, EHBildu, PSE, Podemos y PP han compartido también su visión de la realidad y dificultades que afronta el sector.

El sindicato ha pedido también una reunión con los responsables del departamento de Transporte y de Bidegi, pero de momento no ha recibido respuesta. La diputada Aintzane Oiarbide sí ha manifestado públicamente que no van a suspender el sistema de cobro de peajes a los transportistas, y en el caso de que el Tribunal Supremo anule también la segunda norma que regula el procedimiento actualmente, adecuaran el mismo para seguir recaudando la tasa. No se pronuncio sobre la devolución, se limitó a decir que «no se ha recibido ni una sola reclamación». 

Hiru ha transmitido su preocupación por esta insistencia del Departamento de Movilidad y Transporte de la Diputación Foral, por mantener un sistema anulado una y otra vez por los tribunales, actitud que generará intereses, recargos, sanciones y costes absurdos que se tendrán que sufragar con el dinero de todos. El sindicato considera que la Administración actúa de un modo claramente irresponsable y debería suspender cautelarmente el sistema. Asimismo, insta a que la devolución de los cobros realizados irregularmente se haga de oficio, sin que los transportistas tengan que hacer las correspondientes reclamaciones. El sistema de telepeaje es automático, tienen todos los datos, a todos los usuarios identificados, y no hay razón para oponerse o rehusar las devoluciones, por lo menos, de los peajes cobrados durante el periodo que estuvo en vigor la primera norma anulada desde el 8 de enero de 2018 al 14 de mayo de 2019.