Jose Ramon Irazabal: «Tuve miedo, en caso de dar positivo tendría que quedarme allí, en Inglaterra»

Dos días y medio bloqueado en Dover

Jose Ramon Irazabal transporta normalmente automoción a Moulins, Monhouse y otras ciudades francesas: “Normalmente no voy a Gran Bretaña, fue una excepción… en 2019 también fui a finales de año a Edimburgo. Este año, tenía que hacer el viaje a Birmingham, y otro entre Navidad y Nochevieja que, claro, se suspendió. Llegue aquí el día de Navidad y no iba a ir otra vez con el jaleo que había allí”.

Pasaste dos días y medio rodeado de camiones… 

Éramos muchos y de todos los lados. A mi me pilló en la autopista M20… el arcén era un carril lleno de camiones, una fila a saber hasta donde; dos carriles libres para que circulara la policía, durante todo el día para adelante y para atrás; y el último carril también lleno de camiones.

Habilitaron también varios parkings, uno en el aeropuerto….

Si te tocaba allí era mucho peor, para morirse. Ahí sí que estás encerrado, si te pilla en medio, no puedes salir a ningún lado… en la autopista podíamos andar un poco, estirar las piernas… 

¿Como os atendieron?

Traían algo, Los primeros días nada, a apañarse con lo que llevaras tú… Y eso se acaba; dos litros de agua nos dieron. Hasta ahora nunca he llevado yo más que fruta y algunas galletas… Desde que estamos con la pandemia estoy metiendo comida, en Francia ha estado casi todo cerrado.

Eso te salvó…

Si. El martes por la noche nos dieron unas alubias con una especie de arroz, caliente, que ni lo probé, porque, ¡¡¡olía aquello!!! 

Serían unos «típicos» beans…

Los guardé por si venían mal dadas… y un paquete de gusanitos que me lo comí con algo de comida que llevaba yo y una cerveza.

El miércoles al mediodía trajeron un sandwich que estaba bueno, más una chocolatina, gusanitos, agua y coca-cola. Bien. Por la noche, una pizza, fría pero buena…. Parte se quedó para desayunar al día siguiente antes de hacer el PCR.

Y mal-dormir. Estabas pendiente, dormías con un ojo abierto y el otro cerrado… un poco. Luego había que estar atento, para ver que pasa.

Después de la primera noche, el martes hacia las 6 de la mañana nos despertó la policía con luces y sirenas, vaya ruido, qué era aquello: pensábamos que ya se había liberado la cosa; nada, arrancar el camión, todo el mundo en marcha, y dos horas después nos habíamos movido unos 300 metros… Lo cuentas, sí, pero hay que estar allí para vivirlo.

¿Sabíais lo que estaba pasando? ¿Estabais informados? 

La poca información nos llegaba de casa y de la empresa SJL; la jefa llamaba todas las noches, para saber que tal estaba, y contarme lo que oían o sabían… Se preocupaban y se agradece. también nos informaban los de casa y los amigos, por whatsapp, 

Estaba mentalizado, pero me molestaba no llegar a cenar a casa en Nochebuena. Después de estar todo el año trabajando. Por lo menos llegue para la comida de Navidad. 

Estaba relativamente tranquilo, porque no estaba lejos de la salida (hacia Europa). Imagina si me pilla a 40 kms del tren… me hubiera quemado más.

Allí, desde luego, lo que más me preocupaba era el PCR…

Me has comentado que pasaste miedo…

Si, mucho, soy aprensivo…

 Miedo al positivo…

Si, claro, porque no sabes lo que te espera… Si das positivo no te dejan salir de allí.

Nos hicieron la prueba el jueves 24 por la mañana…. Arrancar a las 6 y la cola se iba moviendo poco a poco, hacían las pruebas de diez en diez; dos horas arrancando y parando a cada rato. Al llegar al punto donde estaban los militares, a unos 5 kilómetros del tren, te daban una caja con el palo, el liquido y te explicaban como había que hacer el PCR. Pasar el palo por la boca y la nariz, meterlo en un liquido, pasarlo a otro bote, mezclar y luego esperar en el camión.

Vaya nervios.

Muchos. Había que rellenar también una ficha. Ahí perdí las gafas. Y, nada, después de media hora tensa, vino un militar a decirme que estaba bien, a darme el visto bueno… 

Entregar el papel y directo al vagón. En media hora estaba en Calais. Pero ya eran las 11 de la mañana y era imposible llegar a casa para cenar. Son 14 horas hasta aquí (Lanbarren) y otra hora a casa. 

El 24 conduje casi hasta Burdeos. Pare como a una hora de allí en la autopista. Cene una chuleta y un besugo…

¿Te pegaste el festín en algún restaurante? Merecido…

Que va, estaba todo cerrado… un tomate que tenía y poco más… luego arranque a las 5 de la mañana. En día de Navidad está prohibido circular en Francia, pero, nada, adelante, para las 10 estaba aquí, dejar el remolque, aparcar el camión, tomar un vino y a Elorrio, Al mediodía estaba allí para comer…

Era un momento crucial, en plena negociación entre Gran Bretaña y Europa del acuerdo del Brexit, ¿os habéis sentido utilizados? 

Yo creo que echaban la culpa a la nueva cepa del Covid, pero no se, hubo de todo un poco, lo que no era normal o parecía ilógico es que no dejaran salir pero si entrar. ¿Porque dejaban entrar? ¿les hacía falta la mercancía? si de verdad hay Covid ¿que es lo que importa? ¿el dinero o la salud? No se, no se… El problema lo generaron los franceses, cerraron la frontera. Y justo a los dos días firmaron el acuerdo. No se.

Por eso te preguntaba si os sentisteis utilizados…

No se… lo primero no nos daban ningún tipo de información. La única llegaba desde aquí, te contaban lo que decían en la televisión…

Al parecer, cortaron la circulación el domingo a la noche para 48 horas… desde el domingo al martes a la noche, no lo sabíamos… No fueron 48 horas, había que hacer los PCR y desatascar todo aquello…. fueron 90 para el que estaba más lejos…

¿Te había pasado algo parecido anteriormente?

Es la segunda vez que falto a la cena de nochebuena… La otra vez, veníamos de Marruecos, tampoco llegábamos y cenamos en la Mancha… había un bar abierto en Nochebuena. 

Esta vez para llegar a las 4 de la mañana a casa no merecía la pena. 

Si hubiera estado a las 6 de la mañana en Calais, sí hubiera venido del tirón: para las 10 de la noche en casa…

Ya habrás estado parado otras veces en la carretera…

SÍ, claro, me acuerdo que estuve una vez un fin de semana entero parado en Teruel por un temporal de nieve… y en otra ocasión, cerca de Poitiers…

Y alguna otra anécdota similar que recuerdes…

Me tocó la guerra de los Balcanes, fui a la ciudad serbia de Nis, cerca de la frontera con Bulgaria. Ya se oían campanas y empezaron los líos. Pasé la aduana en Zagreb o por ahí, descargar en Nis… y volví corriendo a Italia. Tenía que atravesar toda la antigua Yugoslavia.

Era en el 91 o 92, me acuerdo porque cargué una escalera mecánica para Barcelona 92… en Hanover, Alemania; descargué el lunes en Barcelona y me mandaron a cargar a Calatayud para ir a Nis. He ido pocas veces a Yugoslavia, pero ese viaje me tocó.

¿Sueles hacer viajes largos?… 

He ido mucho a Marruecos. Y a Alemania también.

¿Cuantos años llevas en el transporte?

Cerca de 40 años…

¿Y cómo lo ves en general?

Mal, de lo que era a lo que es ahora… Antes éramos todos conocidos, buena gente, para todo. Ha cambiado mucho, ya no conoces a nadie…. si había que esperar se esperaba, no había problema, ahora también te puede tocar, pero te fastidia. 

Antes salíamos 5 o 6 juntos un domingo, habías mas movimiento, más ambiente, era diferente…

Ahora montas en el camión y vas sólo, como mucho, hablas por teléfono con alguno. En la empresa SJL éramos todos de la zona, ahora hay de todo… llegaba el viernes e íbamos juntos a comer, había también más dinero…. esa es la diferencia, ha cambiado mucho…

¿y que tal con el tema del Covid-19?

Cuando llegué en Birmingham a descargar a la fabrica con mi mascarilla me extrañé, vi que allí nadie llevaba… Con el tema del virus han cambiado las cosas. Yo ya llevo comida… hay sitios cerrados y otros abiertos pero también te da miedo entrar; nunca había llevado hornillo, ahora sí, calientas la comida y ya está; lo que mas me molesta es fregar, es lo malo.

SIETE DÍAS FUERA DE CASA

Jose Ramon Irazabal vivió una aventura de siete días. “Salí el sábado por la mañana con un remolque que vino de Portugal; era un viaje de ida y vuelta con automoción a Birmingahm, Inglaterra; después de 10 horas conduciendo, descansé cerca de Rouen, arranqué a las 5.15 de la mañana y para las 9 y poco del domingo estaba en el tren en Calais… había un poco de follón, lo normal; tardé cuatro horas para pasar al otro lado, a Dover. En otras cuatro horas estaba en Birmingham, dormir allí y a la mañana siguiente, el lunes, descargar sobre las 7 y para las 9 estaba listo. Camino de Dover ya ponía en los letreros de la M20 que había problemas, desde la empresa SJL ya me avisaron también, que estaba colapsado, que esperara un poco a ver, que miraría si era posible volver en barco. Yo tiré para abajo, hacía Dover, hasta que tuve que parar, a unos 15 kilómetros del tren a las cuatro de la tarde. Allí estuve dos días y medio, hasta el jueves 24, día de Nochebuena por la mañana. A las 10.30 estaba en el tren, a las 11 en Calais. Y de allí en 15 horitas en casa.